CUESTIONARIO DE AUTOEVALUACIÓN DE OBLIGACIONES DE PUBLICIDAD ACTIVA

El Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía pone a disposición de los sujetos obligados por la normativa de transparencia un cuestionario para la autoevaluación del cumplimiento de sus obligaciones de publicidad activa. La finalidad de este cuestionario es la de proporcionarles una herramienta útil que les permita comprobar su grado de adecuación a las obligaciones de publicar de manera periódica determinada información pública exigida por la Ley en las sedes electrónicas, portales o páginas web con el fin de garantizar la transparencia de su actividad. Es decir, dar cumplimiento a las previsiones del Título II de la Ley 1/2014, de 24 de junio, de Transparencia Pública de Andalucía (LTPA), en relación con el Capítulo II del Título I de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno (LTBG).

Este cuestionario, que ha sido elaborado a partir de la Metodología de evaluación y seguimiento de la transparencia en la actividad pública (MESTA), incluye las obligaciones de publicidad activa previstas en la normativa básica y en la legislación andaluza de transparencia. Está adaptado al catálogo específico de obligaciones de cada uno de los sujetos obligados dispuesto por ambas normas. En una primera fase, la herramienta se encuentra disponible para la Administración de la Junta de Andalucía y los ayuntamientos andaluces. No se incluyen otras obligaciones de publicidad activa que los sujetos obligados puedan haber aprobado, la publicidad voluntaria o la valoración del ejercicio del derecho de acceso a la información pública.

El formulario está dividido en los distintos apartados de obligaciones de publicidad activa contenidas en los artículos 10 a 17 LTPA (información institucional y organizativa, jurídica, altos cargos, planificación y evaluación, procedimientos y participación ciudadana, contratos, convenios y subvenciones e información económica, financiera y presupuestaria) y 6 a 8 LTBG (información institucional, organizativa y de planificación, de relevancia jurídica y económica, presupuestaria y estadística). Cada apartado se subdivide, a su vez, en distintas obligaciones.

Para cada obligación, hay que valorar siete atributos o características de la información, atributos que ofrecen distintas opciones de respuesta y que son acumuladas para ofrecer un resultado final. Asimismo, se incluye un apartado específico e independiente que evalúa el “Lugar de publicación” de la información exigida por las obligaciones de publicidad activa.

Una vez finalizado, el sistema permite generar cuatro tipos de informes con distinto tipo de detalle de resultados, que permiten conocer de forma fácil e intuitiva, a través de un código de cinco colores, el mayor o menor grado de cumplimiento de las obligaciones de publicidad activa. Los informes no ofrecen una puntuación numérica sino información gráfica que permite identificar fácilmente aquellos apartados, obligaciones o atributos que pueden ser mejorados.

Se recomienda antes de iniciar el cuestionario leer con atención estas instrucciones y que han sido elaboradas para facilitar la comprensión y confección del cuestionario.

Tal y como se ha indicado anteriormente, los resultados de la autoevaluación estarán únicamente disponibles para las entidades que decidan cumplimentarlo. No obstante, si por parte de cualquiera de ellas se deseara efectuar algún tipo de consulta o solicitar recomendaciones en relación con los resultados que haya obtenido, podrá plantearlas a través del siguiente correo: autoevaluacionpa.ctpda@juntadeandalucia.es.

En cualquier caso, debe informarse que, de ningún modo, el Consejo iniciará de oficio actuaciones inspectoras o de comprobación que puedan traer causa en la realización del cuestionario o de la presentación de dichas consultas o recomendaciones. A su vez, los resultados de la autoevaluación tampoco vincularán al Consejo en la tramitación de eventuales procedimientos por denuncias de incumplimientos de publicidad activa o como resultado de actuaciones inspectoras que puedan desarrollarse en el futuro.

Por último, es importante destacar que el Consejo no podrá tener acceso a la identidad de las entidades que decidan utilizarlo, ni a la información que introduzcan ni a los resultados de la evaluación. En este sentido, tanto la información asociada a la confección del cuestionario como los resultados estarán disponibles únicamente para las entidades que voluntariamente lo usen.